domingo, 18 de marzo de 2012

BUÑUELOS

Buñuelos de calabaza e “higas albardás”

INGREDIENTES

1Kg de harina de panadería
1 Litro de agua
60 Gr. de levadura de cerveza
1 Pizca de sal
150 Gr. de calabaza asada o hervida
1 Litro de aceite de girasol
Azúcar

MODO DE PREPARACIÓN

Ponemos a calentar en el fuego el litro de agua. Cuando este tibia, la vertemos en un cuenco y añadimos la calabaza que tendremos hervida o asada, a mí me gusta más ponerla asada, la deshacemos en el agua y a continuación le añadimos la levadura y la pizca de sal y disolvemos todo.



 Una vez terminado esto, añadimos la harina, se amasa todo hasta conseguir una masa suave y blandita, y luego dejaremos reposar hasta que fermente la levadura y suba toda la masa. Pasados 30 minutos y conseguido el objetivo habremos logrado doblar el volumen de la masa.

Mientras tanto ponemos abundante aceite a calentar, una vez esté bien caliente, vamos echando porciones pequeñas de masa y le damos forma a los buñuelos (hacemos una bola y estiramos para hacer un agujero en medio). Lo echamos a la sartén hasta que se doren. Iremos mojando los dedos en agua fría, para no se nos pegue la masa.
Ya están listos para comer, los espolvoreamos con azúcar y los acompañamos con un delicioso chocolate a la taza.
  






 Con la poca masa que nos quede de los buñuelos, vamos a elaborar las “higas albardás”. Lo que hacemos es, verterlas en el cuenco donde tenemos la masa, envolverlas y freírlas.




CONSEJO DE LA COCINERA

No por poner más calabaza salen mejor. Lo que ocurrirá será que los buñuelos no se freirán bien, con lo que la masa por dentro se nos quedará cruda y saldrán con un color oscurecido.

Otro consejo importante es que la masa se trabaje muy bien. Por lo menos, durante 5 minutos.





No hay comentarios:

Publicar un comentario